¿Por qué se para un reloj?

Puntúe el artículo post

Índice

Una pregunta que se escucha en ocasiones es: ¿Por qué no funciona mi reloj?, ¿por qué se para? La respuesta correcta es que puede ser por varias causas. Centrándonos en lo que llamamos “movimiento”, es decir, la parte del mecanismo del reloj que hace que se muevan las agujas, veamos cuales son.

Reloj comtoise; reloj del Franco Condado

Desgastes en el mecanismo

Este fenómeno se produce en relojes que han funcionado durante muchos años sin ningún servicio de mantenimiento. Los relojes tienen un mecanismo en su interior que requiere de ciertas operaciones periódicas de mantenimiento. Cuando no se hacen, y el reloj funciona durante mucho tiempo sin al menos un mínimo engrase, el rozamiento hace que ciertas piezas se desgasten. Eso significa que pierden o modifican su forma original en las superficies que rozan. La consecuencia de todo ello es que el funcionamiento del reloj va siendo cada vez peor, hasta llegar al punto en el que ya no funciona.

Reloj de cuco de pared

Suciedad en el mecanismo

La suciedad es otro de los problemas que afectan al funcionamiento del reloj. La más habitual es: Aceites y grasas envejecidas junto con polvo, y óxido. Normalmente el mecanismo del reloj estará dentro de su caja, y por tanto con cierto grado de protección frente a la entrada de polvo en el mecanismo; pero la caja no es un elemento estanco que impida que al cabo de los años se deposite polvo en su interior. Además, los avatares concretos en los que se ha encontrado, y el celo de sus dueños por cuidarlo, serán diversos. Por ejemplo, la realización de obras en la vivienda en la que ha  estado el reloj, (derribo de tabiques, pintado de paredes, etc.), son circunstancias que incluso tomando precauciones, acaban con el resultado de la acumulación de suciedad en los mecanismos.

La oxidación de las piezas es otro problema qu se presenta especialmente cuando el reloj está en zonas con mucha humedad o próximas a la costa.

El problema de la suciedad en los mecanismos debe ser valorado por el relojero, y en su caso, proceder a la limpieza del mismo.

Reloj carillón de pared

Falta de engrase

El engrase del mecanismo del reloj es fundamental para su funcionamiento. Además, es también muy importante para reducir el desgaste que dicho funcionamiento produce. Es relativamente frecuente en España, encontrar relojes que han funcionado durante años sin ningún tipo de engrase. La falta de unas condiciones adecuadas de engrase, es otra de las causas por las que el reloj no funciona.

Reloj de pared

Defectos en el dentado del rodaje

Los dientes de las ruedas dentadas y piñones engranan entre si. Si existen en el mecanismo dientes doblados, rotos, desgastados, etc, se producen problemas de funcionamiento, o bien lo imposibilitan completamente. Una de las tareas al valorar el estado de un reloj es revisar los dentados de los engranajes. Los dientes defectuosos son otra de las causas por las que un reloj no funciona.

Mal funciomiento del péndulo

El péndulo, regulador de la marcha de reloj, debe oscilar sin rozar contra nada. Si el péndulo roza contra la caja, la pared, las pesas, etc. perderá energía y dejará de oscilar, parándose el reloj. Por tanto, los roces del péndulo pueden ser otra causa de parada del reloj. En péndulos muy ligeros, una corriente de aire también puede alterar su movimiento de oscilación y parar el reloj.

Problemas con las agujas

Las agujas pueden ser causa de parada del reloj en cualquiera de los tres supuestos siguientes: 1)  Cuando rozan las pasar una sobre la otra; 2) Cuando la ventana frontal del reloj – en caso de tenerla, lógicamente – presiona a la aguja minutera al ser cerrada; 3) Cuando la tuerca o el pasador que sujeta a las agujas, bloquean los cañones horario y minutero. Cualquiera de los supuestos anteriores puede ser causa de parada del reloj.

Fuerza motriz insuficiente

La fuerza motriz habitual de los relojes mecánicos se obtiene mediante una pesa, o bien un muelle real. Si no es suficiente para el funcionamiento del reloj, no podrá funcionar. En el caso de la pesa, su valor no varía con el tiempo, pero si el reloj de cuerda se para, puede que el muelle esté cedido, sucio o a falta de engrase, y por tanto ser incapaz de suministrar la fuerza que suministraba originalmente. Una fuerza motriz insuficiente es causa de parada del reloj.

2 comentarios sobre «¿Por qué se para un reloj?»

  1. Joaquin Comino dice:

    Muy interesante y muy bien explicado todos y cada uno de los puntos

    1. Miguel Gutiérrez dice:

      Estimado Joaquín: Muchas gracias por su comentario. Me alegro de que le guste el artículo. Reciba mi más cordial saludo.
      Atentamente, Miguel Gutiérrez.

Los comentarios están cerrados.