Mecanismo volante-espiral

4/5 - (8 votos)

Uno de los sistemas de regulación de los relojes es el llamado volante-espiral. Consiste en un pequeño resorte metálico  elástico que va unido al eje del volante en su extremo interno, y a la estructura del mecanismo en su extremo externo.

Se trata del regulador habitual de los relojes portátiles: relojes de bolsillo y pulsera. También se encuentra en otros tipos de relojes como los cronómetros de marina.

La aplicación principal de este sistema de regulación se centra en relojes que han de funcionar incluso cuando están en movimiento. En esas circunstancias, en un reloj en movimiento, la regulación mediante un péndulo no sería posible.

El sistema volante-espiral se ha aplicado de forma masiva, incluso en relojes de mesa y pared, que podrían ser regulados mediante un péndulo.

Sistema volante-espiral

La aleación más común de la espiral es la de Niquel Hierro. Desde hace dos décadas también se utiliza el Silicio para la fabricación de espirales. Sus propiedades lo hacen muy adecuado para esta aplicación: es antimagnético, tiene un coeficiente de dilatación muy bajo y alta resistencia.

El volante-espiral es un oscilador cuya frecuencia de oscilación debe ser la misma que requiere el reloj. Suele hablarse de alternancias/hora, como parámetro indicativo del movimiento oscilatorio del volante. Una oscilación completa se compone de 2 alternancias.

La constancia en la frecuencia de oscilación es fundamental para la precisión del reloj. En relojes de pulsera, la tendencia es la de diseñar mecanismos que funcionen con reguladores más rápidos. Eso se traduce en una mayor precisión, pero presenta dificultades técnicas y hace más complejo el mantenimiento: operaciones de mantenimiento más frecuentes, aceites aún más específicos, nuevos materiales, etc.

 

2 thoughts on “Mecanismo volante-espiral

  1. Pepin el de Barreda , el hijo del relojero says:

    Ánimo con todo ello y a triunfar en el intento ,que estoy seguro lo harås

Comments are closed.